CF Gavà 0-1 FC Vilafranca: Sin acierto ni suerte

El Vilafranca se lleva los tres puntos de La Bóbila en un partido que bien pudo acabar con empate a nada por los errores de los dos conjuntos en los metros finales

Aks lucha por un balón dividido | Foto: Isaac Fandos

Las finales no se juegan, se ganan. Esta frase tiene que grabarse a partir de este momento en la mente de todos los jugadores azulgranas, después de que el Vilafranca volviera a asestar un duro golpe en las aspiraciones de salvación gavanenses. Un único tanto de () al inicio de la segunda mitad ha sido suficiente para que los puntos volaran de La Bóbila.

El inicio del partido mostró la tónica dominante de los primeros 70 minutos: un Vilafranca dominador y un Gavà bien metido atrás. La buena actuación de los azulgranas en defensa se cuajó a partir del cambio de sistema, formando en el día de hoy con un 5122 inédito hasta la fecha. Con los tres centrales (Carlos-Esteban-Rodergas) en el eje de la zaga, todos los centros laterales salían rechazados.

Aunque el partido no pudo empezar peor para los intereses locales, puesto que en una de las primeras internadas de peligro, el árbitro señaló un más que dudoso penalti después de que Rodergas tocara balón una entrada sobre Aday. El mismo delantero centro disparó desde los once metros pero Pol se hizo grande para conseguir desviar el balón.

Pol detiene el penalti de Aday | Foto: Isaac Fandos

El penalti no cambió el rumbo del encuentro, alternándose jugadas en los dos campos, pero sin excesivo peligro. Primero Arnau lo probó para el Vilafranca, y después Caballero hizo lo propio para el Gavà, pero sendos disparos se marcharon desviados.

La jugada decisiva del partido pudo llegar a la media hora de encuentro, cuando Óscar trabó por detrás a Aks, que encaraba portería, y el árbitro se arrugó en el momento de sacarle la segunda cartulina amarilla. En los primeros pasos parecía decidido a hacerlo, pero en el instante final pareció frenar al ver el dorsal del jugador visitante.

Rodergas y Guti tuvieron las dos últimas oportunidades para equipo antes de pasar por el vestuario, pero ninguno de los dos chutes encontró portería.

Nahuel fue de los más activos | Foto: Isaac Fandos

La segunda mitad empezó con un cambio para el Gavà, con la marcha de Aks (con molestias en el tobillo) y la entrada de Domi, que no había podido ejercitarse en toda la semana por una lesión. Pese a ello, en la primera intervención del marroquí, estuvo a punto de llegar el tanto con un disparo que acabó golpeando en el lateral de la red.

Quién no perdonaría 1 minuto después sería Aday, que aprovechó un contraataque en el que la defensa azulgrana estuvo demasiado blanda para castigar al conjunto de Antonio Escudero. El tanto dejó tocado al Gavà por unos momentos, que incluso pudo recibir la sentencia si no hubiera sido por una magnífica intervención de Pol Busquets en un chute al segundo palo de Ton.

El Gavà empezó a pulsar el acelerador a partir del minuto 65, cuando Nahuel disparó con potencia cerca de la escuadra. Más tarde sería Domi, en dos acciones a pelota parada, quién pondría en peligro la portería visitante. La primera se perdió cerca del palo izquierdo, mientras que la segunda la blocó Miguel.

Miguel Ramos detiene la falta de Domi | Foto: Isaac Fandos

Definitivamente, el partido se rompió en el último cuarto de hora, cuando el Gavà decidió quemar todas sus naves en busca del empate. Lamas y Carlos tuvieron sus opciones con remates lejanos, pero el Vilafranca también pudo sentenciar en una contra si Aday hubiera estado acertado.

En los últimos instantes la precipitación acabó por condenar a los azulgranas, que no consiguieron rematar ninguno de los innumerables balones colgados desde zona defensiva. Únicamente queda continuar trabajando y viajar a Vilassar con la obligación, aún más imperiosa, de volver con los tres puntos.