CF Gavà 0-2 UE Sant Andreu: Crónica de una muerte anunciada

El conjunto azulgrana pierde la categoría en un día en el que mereció puntuar ante uno de los rivales más temibles de la categoría

Rodergas ante el capitán Guerrero | Foto: Isaac Fandos

La lluvía, el frio y el día gris parecían anunciar una matinal fúnebre para el Gavà. Nada más lejos de la realidad, la concatenación de los hechos (primero los goles en el Nou Sardenya, y después en La Bóbila), han llevado al día que ningún aficionado azulgrana quería llegar: el día en que el Gavà ha dejado de ser equipo de Tercera División.

Para intentar evitar tal desenlace, Josu Julián ha alineado todo su arsenal ofensivo de inicio, con Junior supliendo la baja ya definitiva de Sani, y con la entrada de Kyeremeh al once inicial. Por parte visitante, poco se ha guardado Mikel Azparren, consciente de que el partido en La Bóbila no iba a ser pan comido.

Junior persigue la salida de balón visitante | Foto: Isaac Fandos

Si la primera parte ha tenido un claro dominador, sin duda ha sido el conjunto visitante. El Sant Andreu ha salido más enchufado al inicio del partido, y ha podido ponerse por delante con una potente rosca de Alcover que ha rebotado en el travesaño. Justo antes de llegar al cuarto de hora inicial, Óscar Muñoz ha dispuesto de una buena oportunidad para romper la igualada, pero Pol ha estado atento para desviar; en el rechace, Planas ha enviado el balón directamente fuera.

El primer disparo por parte local ha llegado en el minuto 15, con un golpeo de Ao desde la frontal que ha blocado Segovia sin problemas. La oportunidad local no ha sido más que un espejismo, puesto que el equipo de Josu no se ha desplegado ofensivamente en toda la primera mitad. Mucho más clara ha sido la ocasión que ha errado Óscar Muñoz, con un remate de cabeza que ha enviado fuera desde el segundo palo.

Óscar Muñoz fue el 9 elegido por Azparren para jugar en La Bóbila | Foto: Isaac Fandos

Precisamente cuando parecía que mejor se estaba asentando el Gavà sobre el terreno de juego, ha sido cuando ha llegado el tanto local. Josu ha rematado con la espuela un buen servicio lateral y ha batido a Pol con un balón enganchado al poste. El tanto, justo al filo del descanso, ha sido claramente decisivo en el devenir del encuentro.

La segunda mitad no tendría nada que ver con lo visto en los primeros cuarenta y cinco minutos. De hecho, en el primer cuarto de hora el Gavà ya había generado más peligro que en toda la primera parte. Ao reclamó penalti después de una internada, y Junior remató fuera de cabeza desde el interior de la pequeña. En el minuto 68 Carricondo puso a prueba a Segovia con una falta disparada al palo del portero, pero el guardameta visitante estuvo atento para desviar a córner.

Faltando un cuarto de hora para el final del encuentro, Alberto primero y Elhadji después tuvieron las más claras (y únicas) para el conjunto visitante en la segunda mitad, pero ninguno consiguió ver portería. A partir de aquí, los últimos minutos fueron claramente azulgranas. Carricondo disparó fuera de volea, Rodergas a la media vuelta y atrapó Segovia, pero sobretodo cruel fue el mano a mano que Junior perdonó ante el portero visitante.

Negro revitalizó el equipo en el tramo final | Foto: Isaac Fandos

Al filo del descuento Segovia volvió a sacar otra mano providencial, y Carlos perdonó ya entrados en el tiempo añadido con un golpeo desde la frontal. A falta de dos minutos para el final del encuentro, Alfred no perdonó en un eléctrico contraataque barcelonés.

La derrota azulgrana, sumada a la victoria por 0-3 del Granollers en el Nou Sardenya, certificó el descenso de categoría. Tras 24 años ininterrumpidos entre Segunda B y Tercera, el Gavà desciende a Primera Catalana (datos de Havok). Ahora solo queda empezar a pensar en la siguiente temporada, y aprender de los errores del presente y pasado.

Tornarem – Volveremos, CF GAVÀ.